Las pensiones en los PGE

Posted on Updated on

COMUNICADO SOBRE LOS PGE Y ACCIONES PARA EL OTOÑO

La política Española ha vivido hace solo dos meses, una serie de hechos que han pillado desprevenidos a los más afamados analistas políticos, e incluso a los propios protagonistas Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Se han producido una serie de acontecimientos que no podemos de ninguna manera pasar por alto, y que seguramente nos afectaran de forma profunda en el futuro inmediato como:

Antes de producirse la moción de censura y el posterior cambio de gobierno, el PP y el PNV llegan a un acuerdo en el sentido de elevar un 3% las pensiones más bajas (se ha de recordar que era este un compromiso de la reforma del 2.011 que el PP tenía paralizado). Por tanto esto no significaba nada nuevo para nosotros, era una obligación cumplirlo.

Como nuestra presión en la calle seguía creciendo, y crecía a pesar de los innumerables inconvenientes que se nos presentaban desde todos los frentes posibles, el PNV le ofrece apoyo al PP en la aprobación de los PGE, si se compromete a subir las pensiones en un 1,6% este año y lo que suba el IPC el año 2019, más el retraso de la entrada en vigor del Factor de Sostenibilidad para el uno de enero de 2.023. En este punto conviene aclarar dos cosas: el aumento del 1,6 % de este año, se producirá descontando el 0’25 % ya cobrado desde enero; y el Factor de Sostenibilidad, contrariamente a los que piensan muchos, ya estaba contemplado en la reforma del 2.011, para que entrara en vigor en el 2.027, con la llegada de la jubilación a los 67 años.

El 31 de mayo y el 1 de junio, se debate la moción de censura contra Mariano Rajoy que la pierde y Pedro Sánchez se hace con el Gobierno del Estado. Se produce un cambio significativo en cuanto a las formas, pero hoy por hoy poco más podemos decir, ya que nuestra lucha sin cuartel por la defensa del SPP de los últimos años, y principalmente de este último año, ya había empezado a dar frutos, y los continuará dando en la medida que sigamos presionando. Había empezado a cambiar radicalmente el mensaje interesado de que el SPP es insostenible, que era el aumento demográfico el culpable, que tenía un déficit muy severo… Nuestra lucha, nuestra determinación por su defensa, había empezado a introducir conceptos nuevos en el debate, como el reparto de la productividad creciente, el reparto de la jornada de trabajo, el destope de las cotizaciones sociales, el control de las horas extraordinarias y de los falsos autónomos, la supresión de cargas a las cotizaciones sociales injustas y un largo etc…  

Nuestro ímpetu, nuestro coraje, y nuestras reivindicaciones bien desarrolladas, habían conseguido que, por fin, profesionales del derecho y de la economía, catedrátic@s y profesores de universidades, así como algunos medios de comunicación empezaran a hacer llegar este mensaje a la sociedad.

Situado en esta tesitura, Pedro Sánchez no ha tenido más remedio que lanzar a los cuatro vientos algunas promesas, pero de momento son solo eso, promesas, que nosotros contemplamos como una parte de la reforma integral que exigimos. Dicen desde el Gobierno, que destopará las cotizaciones sociales, que quitaran a la Seguridad Social esas cargas indebidas, que corregirán la trampa de los falsos autónomos y las horas extras, mediante el aumento de la Inspección de Trabajo, que crearán nuevos impuestos, prometen dialogo, pero a nosotros, que hemos pedido por carta reunirnos para hablar del tema no nos han contestado.

Nosotros nacimos para luchar por el SPP de ahora y del futuro, y como dice nuestro lema “Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden” y no nos queda otra que seguir luchando, seguir en la calle cada día con más fuerza, porque es ahí,  en la calle y solo ahí, donde defenderemos nuestros derechos y los de las futuras generaciones.

En la actualidad estamos inmersos en procesos de reestructuración y organización, tanto a nivel de CC.AA como a nivel del Estado, y es del todo necesario llevar a cabo estos procesos organizativos y de refuerzo de nuestras estructuras, ya que de lo contrario no podremos empezar en septiembre con una verdadera fuerza que nos sitúe en un plano de igualdad para negociar. Por otra parte, hemos conseguido crear un movimiento social lo suficientemente fuerte, para que se vea seriamente amenazado día tras día desde los diferentes espacios políticos y sociales, unos porque nos ofrecen las migas que caen de su mesa para tratar de desmovilizarnos, y otros porque desde sus estructuras tratan de infiltrarse en el movimiento para apoderarse de él.

En la actualidad ya se han producido procesos organizativos en algunas CC.AA y en cuanto nos sea posible abordaremos la reorganización en el Estado, dotándonos de unos documentos fuertes, potentes y claros, en los que todos podamos colaborar y decidir, pero que sean a la vez agiles y fáciles de interpretar, que puedan hacer frente a los retos que sin duda se nos presentaran en el futuro inmediato.

A pesar de estamos en tiempo de verano, el movimiento sigue trabajando a buen ritmo; además de organizarnos internamente, tendremos unas Jornadas Internacionales sobre pensiones en Santiago de Compostela los próximos días 28 y 29 de septiembre, una jornada en Alcoy (Alicante) el 15 de septiembre, y una jornada en una universidad de Barcelona el día 9 de octubre, además de los actos que se programan a diario en muchas localidades.

Nosotr@s lo tenemos muy claro y lo decimos de forma permanente, estamos en la calle por nuestras pensiones, pero sobre todo, estamos por las pensiones de nuestros hij@s y de nuestros niet@s, por lo tanto no queremos parches, queremos ganar el futuro y para ello exigimos:

  • Una reforma integral del sistema. Que aborde todas las variables, que no se quede en lo superficial, y que vaya al fondo del problema, a un equitativo reparto de la riqueza, mediante una Reforma Fiscal en que paguen más los que más tienen y pueden.
  • Queremos un debate social con luz y taquígrafos. No aceptaremos la actual falta de trasparencia del Pacto de Toledo. A día de hoy, todos sabemos que nos han estado contando una gran mentira, y no queremos que eso se vuelva a repetir.
  • Exigimos formar parte del futuro debate y negociación que aborde el SPP. Hemos demostrado sobradamente que l@s pensionistas y la sociedad nos apoya, así como que debemos hacer para salvaguardar el sistema de ahora y del futuro, y no necesitamos que nadie nos represente, ni actué en nuestro nombre.

Os deseamos a tod@s un buen verano, con un descanso reparador que nos permita encarar el próximo año con más fuerza y moral que nunca.

El futuro es nuestro y no permitiremos que nos lo arrebate.

 

LA ÚNICA GARANTÍA: CONSTANCIA, UNIDAD, PRESIÓN, MOVILIZACIÓN

¡¡¡ GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES SE DEFIENDEN !!!

 

Victoria Portas

Portavoz de CEDSPP  Tlf 699895822

coordinadoraestatalpensiones@gmail.com

Comisión de Portavoces y Organización

 

 

 

 

 

 

 

Las nuevas pensiones mínimas

Posted on Updated on

Las nuevas Pensiones Mínimas

Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden¡¡¡.

Video de Leopoldo Pelayo

Posted on

Vídeo de LEOPOLDO PELAYO

¡¡¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden¡¡¡

 

Ni un paso atrás

Posted on

NI UN PASO ATRÁS

¡¡¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden¡¡¡.

Manifestación contra los Presupuestos Generales del Estado en el Senado 19 junio 2018

Posted on Updated on

Manifestación contra los Presupuestos generales del Estado

Los jubilados toman el Senado

19 de junio 2018

 

Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden

 

 

 

Concentracion Delegacion Gobierno Barcelona 19 6 2018

Posted on Updated on

Concentración Delegación Gobierno Barcelona 19 6 2018

 

Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden

 

Entrevista a Domiciano Sandoval Tv3

Manifestación ante el Senado 19 de junio 2018

Posted on Updated on

Manifestación ante el Senado

19 de junio 2018

 

Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden

 

 

Atenció als veïns de Sarrià-Sant Gervasi

Posted on Updated on

El passat dia 29 de maig de 2018 vam constituir l’Assemblea local MAREA PENSIONISTA de Sarrià-Sant Gervasi

 

Estem allotjats al CC Casa Orlandai

 

Carrer de Jaume Piquet, 23, 08017 Barcelona

 

 

El nostre horari:

. De 12 a 14 hores

. Els dilluns (cada 14 dies, un dilluns si, un altre no)

Us esperem per participar en Marea Pensionista o per a consultes sobre pensions

 

Els nostres contactes

Manel Ginés Bielsa

Asamblea MAREA PENSIONISTA Sarriá-Sant Gervasi

Telf. 630.06.99.44

Email: mareapensionista@sarriasantgervasio.com

 

 

Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden

 

 

 

 

 

 

Viaje a Madrid 19 de junio imagen pajaros

Posted on Updated on

Si estás en desacuerdo con el tratamiento de las pensiones en los Presupuestos Generales del Estado

Ven a manifestarte a Madrid

 

Martes 19 de junio

Sol-Arenal-Opera-Senado

 

Viaje a Madrid dia 19 de junio imagen del bus

Posted on

Si estás en desacuerdo con el tratamiento de las pensiones en los Presupuestos Generales del Estado

Ven a manifestarte a Madrid

Manifestación 19 junio 2018 en Barcelona

Posted on

Si estás en desacuerdo con el tratamiento de las pensiones en los Presupuestos Generales del Estado

 

Ven a manifestarte

Viaje a Madrid manifestación 19 junio 2018

Posted on Updated on

Si estás en desacuerdo con el tratamiento de las pensiones en los Presupuestos Generales del Estado

Ven a manifestarte a Madrid

 

Las cuentas de la Seguridad Social

Posted on

LAS CUENTAS DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN ABRIL DE 2018

Estos resultados forman parte de la ejecución presupuestaria hasta el 30 de abril reflejada en el Sistema de información contable de la Seguridad Social.

– La recaudación por cotizaciones sociales -derechos reconocidos- alcanzan los 37.789,19 millones de euros hasta el 30 de abril, un 5,56% más que en el mismo periodo del año anterior.

– Las prestaciones económicas a familias e instituciones suman 39.699 millones, un 3,33% más

SALDO GLOBAL

El saldo es de 3.237,27 millones de euros. Dicho saldo es la diferencia entre:

– unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 45.082,17 millones de euros

– unas obligaciones reconocidas de 41.844,90 millones de euros.

DERECHOS Y OBLIGACIONES RECONOCIDOS

Del volumen total de derechos reconocidos:

– el 91,18% corresponde a las Entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social

– el   8,8% restante a las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad.

En cuanto a las obligaciones:

– el 94,26% ha sido reconocido por las Entidades gestoras

– el   5,74% ha sido reconocido por las Mutuas.

INGRESOS

CLASIFICACIÓN ECONÓMICA PREVISIONES

DE INGRESOS

DERECHOS RECONOCIDOS NETOS (*)
OPERACIONES CORRIENTES
Cotizaciones Sociales 110.560,32 37.789,19
Transferencias corrientes 16.475,20 6.841,01
Ingresos Patrimoniales 1.080,38 36,80
Tasas y otros ingresos 1.210,75 403,19
SUMA DE OPERACIONES CORRIENTES 129.326,65 45.070,19
OPERACIONES DE CAPITAL
Transferencias de capital 737,41 9,93
Enajenación inversiones reales 0,95 2,05
SUMA DE OPERACIONES DE CAPITAL 738,36 11,97
SUMA DE OPERACIONES NO FINANCIERAS 130.065,01 44.081,95

(*) Incluidos los derechos pendientes de aplicación definitiva

COTIZACIONES SOCIALES

Las cotizaciones sociales aumentaron un 5,84% frente al 3,40% de los pagos realizados en pensiones (37.789,19 millones de euros).

TRANSFERENCIAS CORRIENTES

Las transferencias corrientes totalizaron 6.841,01 millones de euros, un 7,69% menos que las acumuladas a la misma fecha de 2017.

INGRESOS PATRIMONIALES

Los ingresos patrimoniales registran 36,80 millones de euros, con un decremento interanual del 80,27%

TASAS Y OTROS INGRESOS

Las tasas y otros ingresos reflejan la cantidad de 403,19 millones de euros, con un decremento interanual del 5,77%.

GASTOS

PRESTACIONES ECONÓMICAS A FAMILIAS E INSTITUCIONES

Las prestaciones económicas a familias e instituciones suman 39.699,83 millones de euros, con un aumento de un 3,33% respecto al ejercicio anterior. Esta cifra representa un 94,87%del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social.

PRESTACIONES ECONÓMICAS A FAMILIAS E INSTITUCIONES PRESUPUESTO OBLIGACIONES

RECONOCIDAS

Pensiones 115.608,56 34.013,46
Subsidios y otras prestaciones 9.933,16 2.407,21
Pensiones no contributivas y complemento a mínimos de pensiones contributivas 9.488,51 2.658,22
Subsidios y otras prestaciones 1.630,26 620,94
TOTAL 136.661,49 39.699,83

PENSIONES Y PRESTACIONES NO CONTRIBUTIVAS

PENSIONES

Las diferentes clases de pensiones (obligaciones reconocidas) alcanzan un importe de 34.013,46 millones de euros, cifra superior en un 3,39% al año anterior.

PENSIONES PRESUPUESTO OBLIGACIONES

RECONOCIDAS

Jubilación 82.791,19 24.401,66
Viudedad 18.777,25 2.735,68
Invalidez 12.208,17 5.479,21
Orfandad 1.561,31 452,44
A favor de familiares 270,64 82,99
SUMA DE PENSIONES 115.608,56 34.013,46

SUBSIDIOS Y OTRAS PRESTACIONES

SUBSIDIOS Y OTRAS PRESTACIONES PRESUPUESTO OBLIGACIONES

RECONOCIDAS

Incapacidad Temporal 6.986,36 1.541,40
Prestaciones Maternidad, Paternidad, Riesgo Embarazo 2.449,06 736,29
Prestaciones y Encargas Únicas 165,56 50,13
Prestaciones Sociales 122,18 17,20
Recargos Falta Medidas Seguridad e Higiene 81,10 27,13
Farmacia 31,98 9,39
Ayudas Genéricas a Familias e Instituciones 1,69 0,17
Otras Prestaciones e Indemnizaciones 95,27 25,50
SUMA DE SUBSIDIOS Y OTRAS PRESTACIONES 9.933,19 2.407,21

 

INCAPACIDAD TEMPORAL PRESUPUESTO OBLIGACIONES

RECONOCIDAS

Subsidio Temporal por Contingencias Comunes 5.999,79 1.370,90
Subsidio Temporal por Contingencias Profesionales 904,19 158,43
Compensación por Colaboración de Empresas 82,38 12,07
TOTAL INCAPACIDAD TEMPORAL 6.986,36 1.541,40

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta 736,29 millones, lo que representa un incremento interanual del 2,64%. Hay que tener en cuenta que el permiso de paternidad se ha ampliado hasta las cuatro semanas desde enero de 2017.

En Incapacidad Temporal el gasto realizado alcanza un importe de 1.541,40 millones de euros, un 13,65% más que en el mismo periodo de 2017.

Pensiones no contributivas y complemento a mínimos de pensiones contributivas

Las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos a mínimos, suman 3.279,16 millones, el 1,18% menos respecto a 2017. De dicho importe, se destina a:

– pensiones no contributivas y mínimos 2.658,22 millones

– subsidios y otras prestaciones 620,94 millones

Cabe recordar que el 24,9% del total de pensiones requieren de un complemento

Pensiones no Contributivas +

Complementos a Mínimos de Pensiones Contributivas

PRESUPUESTO OBLIGACIONES

RECONOCIDAS

Complementos a Mínimos de Pensiones Contributivas 7.168,28 1.992,32
Pensiones de Jubilación 1.243,83 359,49
Pensiones de Invalidez 1.076,40 306,31
PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS + COMPLEMENTOS A MÍNIMOS 9.488,51 2.658,22

Subsidios y otras prestaciones

SUBSIDIOS Y OTRAS PRESTACIONES PRESUPUESTO OBLIGACIONES RECONOCIDAS
Prestaciones Familiares 1.541,78 597,12
Farmacia 28,96 10,58
Síndrome Tóxico 26,59 6,86
Prestaciones LISMI 16,52 4,21
Prestaciones Sociales 12,02 1,45
Prestaciones por Maternidad, Paternidad, Riesgo Durante el Embarazo 0,55 0,08
Ayudas Genéricas e Ins. Sin Fin Lucro 0,07 0,00
Otras Prestaciones e Indemnizaciones 3,77 0,64
SUMA DE SUBSIDIOS Y OTRAS PRESTACIONES 1.630,29 620,94

Per les pensions d’avui i de demà

Posted on

MAREA PENSIONISTA de Catalunya

el sábado día 26 de mayo del 2018

COLAPSO el centro de Barcelona

Per les pensions d’avui i de demà

 

La reforma ‘silenciosa’ o cómo recortar un 30% las pensiones sin que nadie se entere

Posted on Updated on

La reforma ‘silenciosa’ o cómo recortar un 30% las pensiones sin que nadie se entere

 

Incapaces de afrontar los problemas del sistema, los políticos españoles amenazan con reducir las prestaciones por la puerta de atrás.

Soriano Domingo

2016-09-22

 

Los cambios demográficos han llevado al sistema público de pensiones al límite.

En 2011 y 2013, España sufrió dos reformas del sistema de pensiones. La primera, aprobada por el Gobierno del PSOE, consistió en un endurecimiento de los requisitos para acceder al sistema: edad de jubilación más tardía, más años cotizados para cobrar el 100% de la pensión, cálculo de la base de cotización con más años de vida laboral…

La segunda, aprobada por el PP, iba dirigida a «garantizar la sostenibilidad del sistema». ¿Cómo? Pues implantando dos fórmulas que regulen las prestaciones a cobrar en función de los ingresos del sistema y la evolución demográfica. Primero, el índice de revalorización anual, que determina cuánto suben las pensiones año a año (ya no están ligadas al IPC). En segundo lugar, el factor de sostenibilidad, que recorta la primera pensión, en función de la esperanza de vida del recién jubilado.

En ambos casos, el objetivo es controlar el gasto de un sistema que está entre los más generosos de Europa. En España, la tasa de sustitución (relación entre la pensión recibida y el último salario cobrado) del sistema público sigue por encima del 80%, la tasa más alta de la OCDE. Hay algunos países (como Holanda) en los que esta tasa de sustitución es algo más elevada, pero sólo si se cuentan los esquemas de ahorro privado de capitalización obligatorios establecidos por la ley. Si sólo medimos el sistema público puro, no hay ningún otro país con una cifra tan alta como la de España (ver el informe Pensions at a glance de la OCDE, página 141).

La mezcla actual nos muestra un sistema muy generoso junto a un futuro demográfico explosivo; con una población muy envejecida por la combinación de una tasa de natalidad que está entre las más bajas del mundo y una esperanza de vida muy elevada. Con esto sobre la mesa, no es extraño que los partidos aprobasen dos reformas con el objetivo de controlar los gastos del sistema.

Pero hay algo más. Junto a estos dos cambios legislativos (sobre los que cada uno tendrá su opinión, pero que han sido comunicados a los ciudadanos) se está produciendo una tercera reforma, la que los expertos llaman «silenciosa», porque sus efectos no son fáciles de percibir a corto plazo. Y viendo cómo actúan los políticos españoles, parece que la tendencia en los próximos años será la de mantener esta dirección. El que más avanza en esta dirección es Podemos, que plantea directamente en su programa eliminar por completo las bases máximas y acercar las prestaciones máximas y mínimas, lo que destruiría de un plumazo el carácter contributivo del sistema.

Las ventajas para los partidos de no explicar estos cambios son claras: consiguen recortar el gasto total sin afrontar el coste político de una medida impopular. El problema es que los costes para los futuros pensionistas pueden ser muy elevados: hasta un 30% de recorte medio respecto a la prestación prevista (y eso sin llegar a extremos como los que plantea el partido de Pablo Iglesias, sino simplemente dejando las cosas como están ahora). Hacer esto sin decirlo y sin dar margen para que cada cotizante pueda actuar con tiempo puede ser muy peligroso.

Las cifras

En España, este tema está pasando aparentemente inadvertido. Algunos expertos han dado la voz de alarma (en Libre Mercadohemos alertado en varias ocasiones sobre la cuestión: aquí y aquí, por ejemplo) pero no ha entrado en el debate público, quizás porque a ningún político le interese demasiado levantar la liebre, porque todos pueden pensar que a ellos les tocará hacerlo si llegan al poder.

En estos días, José Ignacio Conde-Ruiz y Clara I. González (dos de las personas que más han tratado el tema y que han publicado varios artículos sobre la cuestión) han concluido un paper sobre la cuestión que será publicado por SERIEs-Journal of the Spanish Economic Association. Se titula «From Bismarck to Beveridge: the other pension reform in Spain» y va dirigido a informar de cuáles podrían ser las consecuencias de mantener esa reforma silenciosa sin informar al público. Las cifras son preocupantes: hasta un 30% de reducción media de la pensión prevista en 2050 respecto al escenario base.

La clave está en la relación entre la base de cotización máxima y la pensión máxima. La teoría nos dice que ambas deberían subir en la misma proporción. Así, según va creciendo el salario y lo que cotizamos, se incrementa nuestro derecho futuro en la misma proporción. Sin embargo, en la práctica esto no está ocurriendo desde hace décadas. Las bases sí suben con los salarios, pero las pensiones máximas no lo hacen en la misma proporción. ¿La consecuencia? Se erosiona, poco a poco, el carácter contributivo del sistema (tanto aportas durante la vida laboral, tanto recibes al jubilarte), que se parece cada vez más a uno asistencial (todos cobran la misma cantidad sin importar tanto lo que hayan cotizado o hay diferencias muy pequeñas en las cifras).

De esta forma, Conde-Ruiz y González se plantean cuatro escenarios (ver cuadro). En el primero (escenario base), la base de cotización y las pensiones suben al mismo ritmo, el que marca el incremento de la productividad y los salarios. En el segundo y el tercero las pensiones suben a un ritmo equivalente al 50% y 30% del incremento de la productividad. Por último, en el cuarto escenario, las pensiones no están ligadas en ningún caso a la productividad y sólo suben para mantener el poder adquisitivo.

Para llegar a estas cifras, los autores han estimado un incremento de la productividad del 2,7% en la próxima década y de algo menos del 2% de 2030 en adelante, en línea con las previsiones a largo plazo de la Comisión Europea. Como vemos, con este punto de partida, cada escenario tiene unos resultados diferentes. Pero en el cuarto supuesto (bases de cotización que suben según productividad, pero las pensiones sólo mantienen el poder adquisitivo) los recortes son muy importantes.

Hay que aclarar que no hablamos de recortes sobre las pensiones actuales o futuras en términos absolutos, sino de recortes en la relación pensión/salario respecto al escenario base. Es decir, lo que indican las cifras del cuadro es pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas del futuro respecto del salario medio y del último salario percibido. También puede verse como la pérdida de la pensión respecto a lo que el trabajador actual prevé. Probablemente, el trabajador medio piensa: «Si mi padre se ha jubilado cobrando el 80% de su salario, cuando a mí me toque, el porcentaje será parecido, el 80% de mi último salario». Pues no. De eso es de lo que hablan estas cifras.

En 2051, este escenario 4 nos indica una caída respecto al escenario base de un 30,9% a consecuencia de esta reforma silenciosa. Puede parecer una fecha muy lejana, pero suponiendo una edad de jubilación de 70 años (la más probable, y quizás nos quedemos cortos, en ese momento) hablamos de las prestaciones de los nacidos en 1980. Es una cohorte que lleva años trabajando y a la que casi nadie le ha dicho que tiene que ahorrar bastante más que en la actualidad si quiere mantener su nivel de vida tras la jubilación.

Eso sí, teniendo este cuadro en la cabeza, hay al menos cuatro apuntes que realizar:

  • Lo primero es que estas cifras dependen en buena parte de la productividadde la economía en los próximos años. Si el aumento de los salarios es más bajo del esperado porque no se producen esas ganancias, la diferencia será menor. Pero cuidado, esto no es una buena noticia, porque no querría decir que las pensiones serían más elevadas (no lo serían, como mucho mantendrían poder adquisitivo) sino que el conjunto de la economía española sería más pobre y habría menos margen para ahorro privado u otras medidas que sirviesen para ayudar al sistema público.
  • En segundo lugar, también hay que decir que incluso el peor de los escenarios tiene un punto optimista. Es decir, en el supuesto 4 el incremento de la pensión media no estaría ligado a la productividad, pero sí mantendría el poder adquisitivo respecto a la actual. Teniendo en cuenta que vamos a ver un enorme incremento del número de pensionistas y una subida mucho menor (si es que hay subida) de cotizantes… incluso este límite inferior podría no mantenerse. De hecho, como decíamos antes, en la reforma de 2013 ya se incluye un índice de revalorización que puede estar por debajo del IPC de forma continuada. Esto ya lo explicamos al analizar la ecuación que amenaza futuro de las pensiones. Lo normal es que podamos mantener el poder adquisitivo. Pero ni mucho menos está garantizado (para lograrlo hay que subir la productividad). Y si esto no se consigue, la suma de pérdida de poder adquisitivo + reforma silenciosa haría el agujero aún mayor del previsto en el cuadro.
  • Las cifras que estamos manejando son medias, pero la reforma silenciosa no afecta a todos los trabajadores por igual. Los que más cotizan serían los más afectados. Por ejemplo, para los trabajadores con educación superior, el recorte respecto al escenario base supera el 40% en 2050. Esto sería devastador en términos de incentivos. El riesgo de que se produjera una fuga de cerebros (trabajadores cualificados que emigran porque sienten que lo que pagan en impuestos y cotizaciones no se corresponde con lo que reciben) se dispararía. Y si se van los que más cotizan, el sistema estaría aún más amenazado. La erosión del carácter contributivo del sistema también incentiva la economía sumergida y desincentiva el incremento en la duración de la carrera laboral (tanto de inicio como al llegar a la jubilación).
  • Por último, hay que reconocerle a la reforma silenciosa un aspecto positivo: reduce el gasto en pensiones respecto al PIB. En 2051, el escenario 4 respecto al escenario base implica un ahorro de 3,2 puntos de PIB al año. Esto puede ser necesario desde el punto de vista de las finanzas públicas, pero lo hace limando las prestaciones. Si hay que hacerlo, hay que decirlo.
  • ¿Y cuándo empezaremos a ver las consecuencias de estos cambios? A partir de la próxima década. En el siguiente gráfico muestra el porcentaje de pensionistas que estarían afectados por la limitación máxima de la prestación (es decir, que por mucho que coticen más, no cobrarán más). Como vemos, desde poco después de 2020 empieza a haber diferencias respecto al escenario base.

De Bismarck a Beveridge

En realidad, de lo que hablamos es de un cambio de modelo. Como dice el título del paper hay dos tipos de sistemas de pensiones: Bismarck y Beveridge. El primero tiene un carácter contributivo: tanto aportas tanto recibes. En los países que siguen este esquema, el porcentaje de los ingresos de los jubilados que llega vía pensión pública es más elevado y normalmente el peso del ahorro privado algo más bajo. También hay más diferencias entre pensiones mínimas y máximas. Es el modelo más extendido en Europa y el que rige en España en estos momentos.

El denominado sistema Beveridge tiene una finalidad asistencial. Normalmente se financia con imposición directa y no hay cotizaciones en el sentido en el que nosotros las conocemos (o son mucho más bajas). La idea es asegurar un mínimo para la vejez para todos. Las prestaciones públicas son más bajas y la diferencia entre pensión máxima y mínima es pequeña. En este sistema, el porcentaje de ahorro privado, a veces impulsado por el Estado a través de planes obligatorios de empresa o sectoriales, es mucho más elevado. Se asocia a los países anglosajones, aunque hay otros como Holanda o Dinamarca que también se acercan mucho más a este modelo (ver gráfica)

No es éste el lugar de polemizar acerca de si un modelo es mejor que otro. Los dos tienen ventajas e inconvenientes. Aquí la posición ideológica también tiene mucha importancia. Pero sí hay un par de apuntes fundamentales que hacer. En primer lugar, los sistemas asistenciales (pensiones bajas, universales y con poca diferencia entre máximas y mínimas) tienen tasas de ahorro privado más elevadas. El trabajador medio sabe que la pensión pública será poco más que una red que le impida caer en la miseria, pero que no sustituirá, ni mucho menos, a su salario. Hay conciencia de que si quiere mantener su nivel de vida, tendrá que ahorrar. ¿Cómo? Ya decimos que hay muchas formas: incentivos al ahorro a largo plazo, planes obligatorios o semi-obligatorios ligados al empleo, pactos sectoriales empresas-sindicatos impulsados por el Estado…

En los modelos bismarckianos, la tasa de sustitución media de la pensión es mucho más elevada. Recuerden la cifra del 80% de España en la actualidad. Por eso, el trabajador confía en que cuando se jubile podrá mantener su nivel de vida. La OCDE estima que un 70% de tasa de sustitución es suficiente a estos efectos (los jubilados tienen menos gastos que los activos).

Y esto es lo más peligroso de la reforma silenciosa. En un país como España, en el que el ciudadano medio cree que la pensión media será como la de su padre (el 80% del último salario), un cambio de esta naturaleza, si no se informa con tiempo suficiente, puede ser devastador: trabajadores con elevadas expectativas que descubren poco antes de su jubilación que las cifras que tienen en la cabeza no son reales.

Por eso, si la demografía obliga a introducir cambios en el sistema (ya sea el paso del modelo contributivo al asistencial o la reforma de aquel modelo contributivo para hacerlo sostenible), lo primero que hay que hacer es romper el silencio e informar al ciudadano. No es sencillo, porque implica decirle una verdad dolorosa: que su tasa de sustitución va a caer siempre y en cualquier caso y que tiene que ahorrar más. ¿Creen ustedes que los políticos españoles, cualquiera que sea el gobierno que se forme en los próximos meses, se atreverán a decirle esto a los trabajadores? Si la respuesta es negativa, mire las cifras de la anterior tabla y eche cuentas. Nunca es tarde para empezar a ahorrar.

 

LAS REFORMAS QUE SE LLEVARON A CABO EN EL SISTEMA DE PENSIONES

Posted on Updated on

LAS REFORMAS QUE SE LLEVARON A CABO EN EL SISTEMA DE PENSIONES

I.- Breve resumen:

1975.– privatizaron las pensiones en Chile y Argentina,

1985.-  se aprobaba en España la Ley de Pensiones aumentando el cálculo de las pensiones de 2 a 8 años;

1989.– se aprueba la Ley de Fondos Privados de Pensiones, ley que ya se nos apunta cual es el interés del capitalismo,

1995.- CCOO y UGT con el apoyo de todos los partidos políticos  firman el Pacto de Toledo, la reforma más silenciosa,

2007.-  la Ley 40/2007 de 4 de diciembre, reforma de importante calado y en el

2010.- el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero anuncia una reforma sin consultar a los partidos representados en la comisión del Pacto de Toledo,  y precipitadamente se desencadenan otras reformas durante el

2012.– reforma llevada a cabo por el gobierno del PP, Mariano Rajoy

 2013.- reforma llevada a cabo por el gobierno del PP, Mariano Rajoy

 

II.-PACTO DE TOLEDO DE 1995

Pacto de Toledo fue un documento aprobado por el Congreso de los Diputados el 6 de abril de 1995, el Pacto quería sacar las pensiones del debate político y establecer un

consenso, en el análisis de los problemas estructurales del sistema de SS y de las principales reformas que deberán acometerse8.

El Pacto consta de once propuestas de las que podemos comentar las siguientes:

a.- Separación de fuentes:

  1. pensiones contributivas
    1. financiadas exclusivamente con cotizaciones sociales
  2. y pensiones no contributivas (sanidad, servicios sociales, asistenciales, etc.)
    1. con impuestos.

La separación de fuentes se terminó a finales del  2013 y lo que parecía una buena salida es el primer problema en el que nos encontramos, pues pagar  las pensiones contributivas solo a cargo de cotizaciones sociales hace que en épocas de crisis como la actual dichas cotizaciones no sean suficientes , y que las no contributivas se financien a través de los Presupuestos Generales del Estado tampoco, pues en la actualidad se desea pasar a éste grupo prestaciones como viudedad y orfandad, y como dichas prestaciones no se revalorizan al igual que las contributivas pasarían poco a poco a ser meramente asistenciales y de subsistencia. Esta separación financiera sienta las bases para dinamitar el sistema en su principio de solidaridad y reparto.

b,. Proporcionalidad:

      1.- En el 2011

el pensionista cobraba una pensión que suponía el promedio del 72.4% del salario de cuando trabajaba,

      2.- se prevé que para el 2060

ese promedio se verá reducido hasta el 56% (según la Organización Internacional del Trabajo). Recomendación incumplida una vez que se desvincula la revalorización de las pensiones del IPC, cuando se alarga la vida laboral y no se permite el poder escoger las mejores bases de cotización, ya que en la actualidad las últimas bases de cotización por lo general son las más bajas debido a la destrucción de mercado laboral y que será mucho más alarmante cuando se aplique el Factor de Sostenibilidad (entrada en vigor 2019)

c.- Revalorización según el IPC,

para poder mantener su poder adquisitivo y que también se incumple en el 2013 con la entrada en vigor del Índice de Revalorización.

d.-Reducción de cotizaciones:

cuando fuese posible como dinamizador de empleo. Pero se reducen bonificando cuotas empresariales, en el momento en el cual la SS necesita de todos los ingresos que se puedan obtener y que además no supuso dinamizar el mercado laboral, como hemos indicado anteriormente.

e.- Creación de un Fondo de Reserva

en momento de superávits y para ayudar en periodo de déficits, en el cual se estableció una retirada máxima anual de un 3% y para financiar el aumento del gasto debido al envejecimiento (déficit estructural). Con un Real Decreto Ley del 2012 se elimina el máximo anual y en el 2017 dicho Fondo está totalmente vacío.

Como se puede observar, existe un Pacto de Toledo creado para sacar del debate político las pensiones supuestamente para mejorarlas, pero que el actual gobierno ha interpretado a su mejor convenir y que ha moldeado bajo sus reales necesidades y a las exigencias marcadas por la UE.

 

III.-  LAS REFORMAS LABORALES

1.- LEY 27/2011 DE  1 DE AGOSTO, SOBRE ACTUALIZACIÓN, ADECUACIÓN Y MODERNIZACIÓN DEL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL.

Es una ley llevada a cabo por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el apoyo de CCOO, UGT, CEOE Y CEPYME. Esta ley fue un ataque frontal contra la columna vertebral del sistema de protección de la jubilación en nuestro sistema. y Se modifican los criterios para cobrar el 100% de la pensión de jubilación:

      a.- En la edad, se pasa de 65 a 67 años,

en el momento en que las tasas de desempleo son las más elevadas, donde no hay trabajo ni para personas jóvenes, se les pide el aumento de  la vida laboral en dos años, como si lo que faltase fuese mano de obra. En 1919, fecha en la cual se marco como edad de jubilación los 65 años de edad, la esperanza de vida era de 45 años y cuando se creó el sistema actual (1967) la esperanza de vida era 69 años, como vemos nunca antes la edad de jubilación se correlacionó con el aumento de la esperanza de vida y nunca se realizó reformas tan duras para los trabajadores como la actual.

      b.- En el período cotización mínima, se pasa de 15 a 25 años.

Este incremento puede incluso ser beneficioso en supuestos de carreras laborales largas y donde es despedido a los 50 años e incapaz de reincorporarse nuevamente al mercado laboral, pero en la mayoría de los casos éste incremento tiene una doble penalización, por un lado, tiene una menor pensión por la reducción según los años cotizados y su base reguladora va a ser inferior ya que no todos los años utilizados estarán cotizados. Y además el legislador modifica la forma de rellenar lagunas y lo que hasta éste momento era bases mínimas ahora solo se utilizarán en las primeras 48 mensualidades y a partir de ahí irán al 50% de dicha base mínima e incluso mucho más empeorado para sectores como RETA, empleadas de hogar y adscritos al régimen agrario que no contempla ésta figura con lo que la base de cotización será “cero”.  Siendo clarísimamente las mujeres quienes cuentan con carreras de cotización más cortas las que sufran la mayor discriminación en pensiones finales.

Y si realizamos una comparativa con los países de la UE, nos encontramos como con Francia que da derecho a la pensión desde el primer trimestre de cotización Bélgica, Luxemburgo, Liechtenstein, Países Bajos que lo dan desde el primer año, Dinamarca, Finlandia, Islandia que basta con tres años de residencia, Alemania e Italia con cinco, Portugal con 15 pero de 120 días de trabajo por año ( lo que correspondería a más menos 5 meses trabajados en cada uno de esos años)…etc. es España el país que más duro pone el acceso a la jubilación, que o tienes 15 años o pierdes todo derecho a la prestación sin poder recuperar ni tan siquiera las cotizaciones aportadas.

      c.- En el período de cálculo de la pensión,

se pasa de 35 a 37 años. El mercado laboral actual se hace sino imposible casi, poder tener carreras laborales tan largas y como ya mencioné las mayoritariamente perjudicadas serán las mujeres, que con aplicación de la legislación casi nula o inexistente en conciliación y dependencia abandonan el mercado laboral por realizar servicios que deberían ser reconocidos por la sociedad, pero que en vez de ser reconocidos les son penalizados.

      d.- jubilación parcial y anticipada

Se ponen trabas

      e.- pensiones de viudedad,

especialmente las de viudas jóvenes, podrían ser reducidas en el futuro a indemnizaciones temporales.

Los informes presentados por parte del gobierno y realizados por el Deutsche Bank, dicen  que el efecto de ampliar el período de cálculo  de 15 a 25 años supondría:

            . un ahorro para el Estado de un 6% y el efecto de aumentar la edad de jubilación de 65 a 67

            . ayudaría al ahorro entre un 12% y 15%, pero la verdad es que la entrada en vigor de esta norma, (al igual que las que seguiremos comentando) apenas han afectado directamente al estado de las cuentas actuales del sistema de la Seguridad Social. 

            . individuos que tiene acceso a la jubilación,

            . en el 2010 accedieron a la jubilación en el Régimen General 4591 individuos, si la reforma estuviera totalmente implementada solamente el 53% podrían haberlo hecho

            . y en el caso del RETA nos vamos a un 58%; también afecta a la cuantía de la pensión, que se ha visto reducida en un 8.3 % (Estudio de Cesar Sánchez Seseña), entre 150 y 114 € mensuales.

 

2.- REAL DECRETO-LEY 20/2012 DE 13 DE JULIO, DE MEDIDAS PARA GARANTIZAR LA ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA Y DE FOMENTO DE LA COMPETITIVIDAD

La crisis se llevó por delante más de tres millones de empleos, y aunque no hizo discriminación por edad si es cierto que los mayores de 55 años fueron, el colectivos e mayores despidos tras los Expedientes de Regulación de Empleo  tras aprobarse la reforma laboral en 2012.

 

Esta norma que reforma:

            . la cobertura de desempleo reduciendo los porcentajes a percibir,

            . elimina el subsidio para mayores de 45 años

            . transforma el subsidio para mayores de 52 en mayores de 55,

no solo endurece su acceso en la edad, sino que además de dificultar el acceso al mismo, disminuirá su cotización y aquel el que desee abonar el convenio especial su costo será el triple.

Dicha reforma nos dice;

            . que a las personas sin protección entre los 52 y 55 años aumentaron en un 93%,

            .  y que la caída en la protección pasó de un 64.7 % aún 48.1%.

Así, no es de extrañar que el número de desempleados en esta franja de edad se haya disparado un 322% desde el año 2007, al pasar de 137.500 a 580.130 personas en 2016, según denunció UGT durante la presentación del informe ‘Mayores de 55 años en el mercado de trabajo español’.

A menores cotizaciones o inexistentes en los últimos años de carrera laboral las pensiones descienden vertiginosamente.

Si recordamos además que la edad de jubilación se aumentó de 65 a 67 años, nos encontramos que

            . con individuos de 52 años se quedan sin derecho a ningún tipo de prestación, sin cotización desde los 52 años a los 67 años por lo incumplirían el requisito de carencia específica de 2 años en los 15 años inmediatamente anteriores al hecho causante. 15 años que se encuentra sin prestación, sin trabajo, sin ingresos

            . ¿Qué supone eso? Coger trabajos de pocas horas, realizar muchas y cotizar lo mínimo para poder subsistir.

 

3.- REAL DECRETO-LEY 16/2012, DE 20 DE ABRIL, DE MEDIDAS URGENTES PARA GARANTIZAR LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD Y MEJORAR LA CALIDAD Y SEGURIDAD DE SUS PRESTACIONES.

Esta reforma es la también conocida como del COPAGO, donde los pensionistas pasaron de tener los medicamentos como parte de su contribución en sus carreras laborales a tener que hacerse cargo del 10% de su valor con un máximo de 8 euros mensuales para las rentas por debajo de 18.000 euros al año, y de 18 euros para las que superen esa cantidad. Otro recorte que no es directo, pero sí indirecto.

 

4.- REAL DECRETO-LEY 28/2012 DE 30 DE NOVIEMBRE, DE MEDIDAS DE CONSOLIDACIÓN Y GARANTÍA DEL SISTEMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL 

            . Se desvincula la revalorización de las pensiones del IPC para el ejercicio 2013,

            . Se vulnera la normativa internacional que obliga a revalorizar las pensiones de acuerdo al “coste de la vida”.

            . En la actualidad miles de pensionistas reaccionaron a esta reforma en los tribunales, cuestión que aún no está zanjada.

 

5.- REAL DECRETO-LEY 5/2013 DE 15 DE MARZO DE MEDIDAS PARA FAVORECER LA CONTINUIDAD DE LA VIDA LABORAL DE LOS TRABAJADORES DE MAYOR EDAD Y PROMOVER EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO

            . Estableció aún un sistema más duro de acceso a las jubilaciones, principalmente anticipadas y parciales, dejando a éstas últimas como mera anécdota.

            . Establece por primera vez que en el subsidio para mayores de 55 años se vincule a la unidad familiar y no a los ingresos individuales, cuando es un derecho generado a partir de la carrera laboral y personal del individuo.

Desde este momento los mayores de 50 años no tendrán ni la posibilidad de acceder al subsidio, ni a la jubilación anticipada, pasando a ser pasto de un mercado laboral mediocre que los utilizará de mano de obra muy muy barata.

 

6.- LEY 23/2013 DE 23 DE DICIEMBRE, REGULADORA DEL FACTOR DE SOSTENIBILIDAD Y DEL ÍNDICE DE REVALORIZACIÓN DEL SISTEMA DE PENSIONES DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

En 2013 Fátima Báñez convocó a un “comité de expertos” con el objetivo de diseñar una reforma que se anticipase a las tensiones financieras del sistema a medio plazo. Dicho comité de expertos, formado principalmente por CDA (Asociación de entidades aseguradoras de España) recomiendan por un lado la potenciación de los planes de pensiones privados y la utilización de dos herramientas nuevas como son el Factor de Sostenibilidad y el Índice de Revalorización. Vamos a ver cada una por separado:

a.- Indicé de Revalorización

Su objetivo es garantizar el equilibrio presupuestario del sistema contributivo de la Seguridad Social a lo largo del ciclo económico.

      . Elimina la revalorización por IPC y

      . pasan a revalorizarse según la solvencia financiera del sistema. Fija un mínimo (0,25%) y un máximo IPC + 0,25%, Estos cálculos se realizarán cada ciclo de 11 años. 

Su cálculo y aplicación es bastante complicado, el interesado es incapaz de calcularlo y casi siempre da lugar a un aumento de la pensión por debajo del IPC. 

Es la primera vez en la historia que se desliga la revalorización de las pensiones del IPC, al hacerlo dicha norma vulnera

      . lo dispuesto en la normativa internacional ratificada por España ( carta Social Europea art 12.2, 12.3,

      . el Código Europeo de Seguridad Social y el Convenio nº 102  OIT), en todos ellos se hace la mención a que “ los montos de los pagos periódicos en curso concedidos por vejez, accidente de trabajo o enfermedad profesional, invalidez y por fallecimiento del sostén de familia serán revisados como consecuencia de variaciones sensibles del nivel general de ganancias que resultan de variaciones , también sensibles, del costo de la vida “.

Los vaticinios de principios del 2017 era que la inflación media rondaría el 1,5%, lo que arrojaría una pérdida de poder adquisitivo de al menos 1,2 puntos, aunque la inflación del primer trimestre ya se ha instalado en el 3%, la comparativa es que al pensionista se le ha subido 12-20 € y tiene que hacer frente a pagos como la luz que han supuesto una subida de entre 40-100. Una brecha que no eran tan grande desde 2011 donde el

Gobierno congeló las pensiones y la inflación media fue del 3,2%, en 2012, la inflación media fue de un 2,4% y las pensiones subieron un 1%. Después, la evolución combinó pérdidas y ganancias (el IPC ha sido, de media, negativo en los dos últimos años), por lo que será 2017 cuando los pensionistas sufran el mayor palo. 

Con las previsiones en la mano de una inflación del 1.5 %, toda la oposición, excepto Ciudadanos, y sindicatos han reclamado una subida de las pensiones del 1,2%, iniciativa cuya tramitación ha vetado el Gobierno, argumentando como siempre que la medida supondría un aumento del gasto inasumible.

b.- Factor de sostenibilidad 

El Factor de sostenibilidad ya mencionado en la Ley del 2011 pero que se desarrolla en la presente y que entrará en vigor en el 2019, es un mecanismo que se vincula a la esperanza de vida (igual motivación que para aumentar la edad de jubilación a los 67) que contiene dos componentes:

      . el Factor de Equidad Intergeneracional (FEI)  se calcula multiplicando la pensión inicial del nuevo jubilado por el coeficiente que resulte de dividir la esperanza de vida del nuevo pensionista. Cómo la esperanza de vida crece esto supone una disminución de la pensión  (su aplicación temprana y su revisión cada cinco años supondrá una reducción del 5% por década, .se calcula que la reducción será de un  20% entre el 2014 -2051)

      . y el Factor de Revalorización Anual (FAI) donde el suelo es el 0.25 % y el máximo el IPC+0.25 %.

Que ocurrirá entre 2014 y 2019, si la tasa de inflación es del 2% la pensión media mensual está en los  858 €/mes, pues  perderá 95,30 € / mes y 1.334,15 €/año.,  en el caso de una pensión de jubilación la media se encuentra en 982 €, perderá 109.7 lo que sería 1.526,97 €/año, y en el caso de la viudedad cuya pensión media es de 618 €, perderían 68.64 €, lo que ascendería a 960.96 €/anuales.

Su aplicación obedece no a razones demográficas sino de reducción del gasto, y paradójicamente en la actualidad que dicho factor entre en vigor en 2019 a provocado un efecto llamada a las jubilaciones anticipadas antes de que entre en vigor.

Y además dicho ajuste automático hace que una vez implantado en el ordenamiento jurídico de la SS su revisión cada 5 años pasaría a ser una cuestión técnica sin necesidad de alcanzar ningún acuerdo político o social, si se substrae del debate político constituye un nuevo cambio del sistema de pensiones, de un modelo de reparto a uno de capitalización.

 

Victoria Portas

Coordinadora Estatal en defensa de las pensiones

27/5/2018

 

 

Las musas fueron de paseo al Congreso de los Diputados

Posted on

LAS MUSAS FUERON DE PASEO AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Estos días atrás hemos podido contemplar, claro está que como espectadores, lo que ha sucedido en el Congreso de los Diputados.    Edificio que tiene una clara forma semicircular como un buen anfiteatro romano en cuyo foro, en este caso Tribuna de Oradores, se escenifica la representación.   Todo en el edificio conduce a la interpretación, unas veces cómicas, otras dramáticas, las más de las veces, patéticas.

Como buen foro habría de tratarse allá los asuntos públicos con manifiesta intención de mejorar la vida de los ciudadanos.   Pero, hete aquí, que por azares del destino o para mejor visibilidad de diputados y diputadas aquello más parece teatro que otra cosa.

Y en la discusión de los Presupuestos Generales del Estado –una de las ocasiones de reunión  más importante en ese Congreso-  la asentada, por asiento y por matemáticas, mayoría de señorías con que se nutre este evento en ocasiones, se transformó en un erial de parlamentarios, salpicados aquí y allá por el aforo, como hierbas rodantes de desierto de Tabernas.

No ha sido siempre así, admitámoslo, pero en un momento para nosotros especialmente importante como es la discusión sobre la situación del Sistema Público de Pensiones el graderío, otrora bullicioso y dicharachero con según quien intervenga, se ha transformado en una misa laica dónde el silencio era el invitado especial de la función.   Claro está, porque los escasísimos asistentes  en esos momentos estaban ocupados con manifiesta atención con sus tablets, teléfonos móviles, o incluso meditando, que de todo hubo.  Los tribunos fueron ignorados o, lo más, aplaudidos, corto y flojo, por algunos de sus despistados correligionarios de partido.

Lo que decimos es que algo tan importantes para más allá de NUEVE MILLONES de españolas y españoles, sin contar las personas que dependen de estas para sobrevivir, lo que nos llevaría a duplicar la cifra e incluso más, eran tratados como un mero trámite que ni merecía atención ni asistencia.

Pero todo tiene su explicación.   Ante una representación en la que los actores pueden lucirse creemos que nadie hubiese fallado.   Pero, como todos los conocedores del teatro y de la vida, sabemos es entre bambalinas dónde los actores ensayan, matizan e incluso, vocalizan, la representación.

Y no más que esto lo que pasó.   El Partido Popular –actor principal- tenía muy bien aprendido su papel de protagonista y miraba por encima del hombro a la concurrencia.   Un actor consagrado como este sabe de su dominio de la escena.   Incluso se permitió hacer algún guiño cómplice a la televisada audiencia para caer más simpático en su huraño papel: unas gracietas en forma de aplazamiento del factor de sostenibilidad,  un IPC que te doy, pero ya veremos,  y algún otro.    Sin embargo, su papel de villano de la función lo tenemos claro.   Por mucho oficio que le ponga a su teatro nos sabemos todos los trucos y engaños que ese oficio conlleva y somos unos expertos en ver más allá de lo representado.

Ciudadanos, con una vital gallardía, como joven que ha de hacer méritos para llegar a la cima del Olimpo de la escena,  quiere y no puede.  Se le notan las ganas de brillar, de ocupar toda la escena y para eso no duda en reír las villanías del Partido Popular y apoyarlos en su papel, lo que no ha de pasar desapercibido ni incluso para los extraños al entresijo teatral.

El PNV, actor cicatero y mirador de sus intereses, no duda en tratar de hacer sombra a ambos.   Como actor de provincias realmente le es difícil quitarle protagonismo a los antes señalados, pero como perro viejo del escenario tiene la paciencia -vista en años de escena-, el sigilo, y la agudeza de aprovechar aquellos momentos que la representación le otorga para aparecer como salvador de la chica violada o el padre mancillado en su honor.   Póngase derechos de la ciudadanía como sustitutos a este caso y veremos cómo hábilmente juega este actor consumado para aparecer como salvador de patrias propias y ajenas y de problemas imposibles de resolver: los derechos quitados a los pensionistas.  Aunque para eso caiga en algún tropiezo en la escena, del que todos menos él, nos percatamos.

Todo esto ha transcurrido en esa representación, como dijimos al principio, donde NADIE ES REPRESENTANTE NI NADIE ES REPRESENTADO, puesto que todo es un artificio ajeno, temporal y necesario para parecer que se hace algo en lo que nada se hace.  Y más aún, en los que para algunas figuras NADA SE TIENE LA INTENCIÓN DE HACER.

 Pero….ahhhhh…..las musas estuvieron ausentes del Congreso de los Diputados.   Solo ese fugaz paseo en algún caso.   Por eso sin el soplo alentador del arte, todo quedó en artificio, en engaño, en mentira.    Y los que allá no estuvimos lo vimos pronto.  Una escenificación de un  burdo engaño con promesas vacías y que no sirven para solucionar el problema del Sistema Público de Pensiones ni, por supuesto, la de millones de pensionistas.  Promesas huecas, huecas que conformen las desgranaban en el escenario caían sobre la ciudadanía como agua de lluvia que nos moja y se va a chorros por los suelos.   Un remojón, un momento….y luego seguimos secos.   LITERALMENTE, SEGUIMOS SECOS.

 

Como NI NOS HAN REPRESENTADO NI NOS REPRESENTAN vamos a seguir luchando fuera de los escenarios.   En el verdadero escenario de la realidad, que es la calle, para defender nuestros derechos, para rescatar de estos malos actores nuestro protagonismo en la vida y en la sociedad y para ocupar EN LA ESCENA EL LUGAR QUE NOS CORRESPONDE.

Somos la ciudadanía de este país y somos más.   Tenemos suficiente sabiduría para saber todos vuestros trucos y NO VAMOS A ELEGIROS NUEVAMENTE PARA SUBIR AL ESCENARIO.

Serán otros y otras los que ocupen vuestro lugar.   Pasaréis, pero nosotros y nosotras NO, PORQUE NUESTRA LUCHA ES CONTINUA Y JUSTA.

 

Por Manolo Cabello

Miembro de la Comisión de Organización

Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones

Otro enemigo de los pensionistas: Bruselas

Posted on

OTRO DE LOS ENEMIGOS DE LOS PENSIONISTAS

La comunidad Económica Europea

Bruselas continúa siendo insensible al tema de las pensiones.

Si Bruselas es capaz de forzar al Gobierno Español para cambiar la constitución española para que el pago de la deuda sea un deber constitucional. Y no es capaz de pensar que el derecho a una pensión digna y su revalorización para no perder poder adquisitivo debería ser un derecho constitucional.

Que nos está diciendo Bruselas, que primero el pago de la deuda y las pensiones, como es el mayor gasto de los presupuestos deben de bajar.

Esto demuestra una insensibilidad desmesurada hacia los pensionistas. Ex-trabajadores que han cotizado sus futuras pensiones, que han contribuido al desarrollo económico de sus países y por lo tanto de Bruselas.

Ahora que los pensionistas están en su ultima fase existencial, que la mayoría están cobrando pensiones indignas, ¡¡¡no pasa nada¡¡¡. ¡¡¡Lo primero devolver la deuda¡¡¡.

Bruselas tiene que saber que los pensionistas no estamos de acuerdo con estas políticas neoliberales y nos TENDRÁN EN FRENTE

NO DEJAREMOS DE MOVILIZARNOS, sabemos que nos enfrentamos a enemigos muy poderosos, pero LUCHAREMOS CADA DÍA hasta que Bruselas reconozca que las pensiones son un derecho constitucional y dejen de jugar a cuadrar los presupuestos con el coste de las pensiones.

Compañeros de Marea Pensionista luchando en Bruselas.

 

Los reproches de Bruselas a España: los cambios en pensiones, la deuda excesiva, y el récord en paro y empleo temporal

  • La Comisión Europea no cree que el Gobierno cumpla con el objetivo de déficit ni este año ni en 2019
  • Advierte de que la subida de las pensiones sólo está financiada “en parte” y reprocha al Gobierno que ponga en duda las reformas de 2011 y 2013
  • Destaca las tasas récord de paro y empleo temporal, y pide medidas “ambiciosas” para mejorar la transparencia en los contratos públicos
Begoña P. Ramírez
Publicada 24/05/2018 a las 06:00Actualizada 23/05/2018 a las 21:55

Bruselas ha analizado el proyecto de Presupuestos que estos días se tramita en el Congreso y, aunque dictamina que cumple “en líneas generales” con los mandatos del Pacto de Estabilidad, no cumplirá ni este año ni el próximo el objetivo de déficit público, tampoco el esfuerzo fiscal exigido a España. En su análisis, publicado al mismo tiempo que las recomendaciones del Consejo sobre la última actualización del Programa de Estabilidad, la Comisión prevé que el déficit público español alcance el 2,7% del PIB, en lugar del 2,2% pactado.

Como, aun así, quedará por debajo del objetivo del 3%, Bruselas avala el proyecto de Presupuestos porque entiende que el déficit se corregirá “de manera oportuna”. La Comisión reprocha al Gobierno que haya elaborado unas cuentas “expansivas”, basadas únicamente en la confianza de que el ciclo alcista de la economía mejorará el déficit, y le “invita” a preparar “medidas adicionales dentro de la tramitación presupuestaria” para garantizar que el proyecto de ley cumple con el Pacto de Estabilidad.

Tampoco la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) cree que España cumpla la senda de déficit no sólo este ejercicio sino igualmente en los próximos tres años. Este miércoles difundió su propio informe sobre el Programa de Estabilidad actualizado, donde tacha de “improbable” el cumplimiento del déficit hasta el 0,1% del PIB en 2021 tal y como prevé el Gobierno. Para ello, debería recortarse el gasto público en un 2,4% del PIB, lo que a juicio de la AIReF también “resulta muy improbable” porque no está “sustentado en medidas con un grado de concreción suficiente”.

La Comisión destaca que las últimas medidas tomadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, desde las bajadas de impuestos hasta la subida de salarios para los funcionarios y el aumento de las pensiones pactado con el PNV, elevarán el déficit un 0,4% del PIB este año y un 0,1% en 2019. En concreto, la mejora de las pensiones mínimas en un 3% y del resto en un 1,6% en 2018 y un 1,5% en 2019 equivale a un aumento del gasto público del 0,2% del PIB en ambos ejercicios. Que sólo se sufraga “en parte” con la recaudación del impuesto a las tecnológicas que el Gobierno ha prometido crear antes de acabar este mismo ejercicio. La previsión de Hacienda es ingresar con esa tasa Google 600 millones este año y 1.500 millones el próximo. También pretende pagar el gasto adicional en pensiones mediante el ahorro en el pago de intereses de la deuda pública y con un menor pago de indemnizaciones por las autopistas de peaje quebradas, unos 200 millones menos de los 1.800 inicialmente previstos.

Sobre la subida de las pensiones también tiene su reproche la Comisión. Según resalta, que el Gobierno haya dejado en suspenso el Índice de Revalorización (IRP) del 0,25% y optado por elevar las prestaciones al ritmo de la inflación prevista, así como por retrasar la aplicación del Factor de Sostenibilidad a 2023, “pone en duda el compromiso [del Ejecutivo] con las reformas” de 2011 y 2013. Bruselas defiende ambas porque, a su juicio, ayudaron a “garantizar la sostenibilidad y la relativa suficiencia de las pensiones en el largo plazo”. Este mismo martes, el ministro de Economía, Román Escolano, negó que el retraso del Factor de Sostenibilidad y la suspensión durante dos años del IRP supongan una “marcha atrás” en la reforma de 2013 de las pensiones y aseguró que la revalorización pactada con el PNV es “excepcional”, un aumento “extraordinario” con el que se trata de “hacer llegar el crecimiento económico a los pensionistas”.

El lastre del paro y el abuso del empleo temporal

Pero la desconfianza sobre las pensiones no es la única crítica que lanza Bruselas a España en sus análisis. Entre los “desequilibrios macroeconómicos” reseñados, el Consejo cita la deuda pública y privada y el alto nivel de desempleo. “A pesar del fuerte crecimiento del PIB nominal, la deuda pública sólo se reduce lentamente”, apunta. La Comisión, por su parte, corrige el objetivo de deuda del Gobierno para este año, el 97% del PIB, elevándolo seis décimas.

Cuando Bruselas pasa al detalle, el panorama que pinta, un año más, es poco aleccionador. Destaca que aún en 2019 España tendrá una de las tasas de paro más elevadas de la Unión Europea, lo que a su vez frenará los salarios y dejará la inflación por debajo del 2%. También se mantendrá el subempleo. No puede ser de otra manera si, además, España tiene el récord de empleo temporal en la UE. Los contratos no sólo tienen fecha de caducidad sino que, además, son muy breves, no suelen traducirse en un contrato indefinido y su uso se extiende incluso a los sectores donde la actividad no es estacional o cíclica, señala el informe. “Impiden que crezca la productividad, dan derecho a menores prestaciones y aumentan el riesgo de pobreza”, según la descripción del Consejo, que critica por ineficaz el actual sistema de incentivos a la contratación indefinida.

Igualmente se sitúa por encima de la media europea el porcentaje de personas que en España están en riesgo de pobreza y exclusión, lamenta Bruselas. No sólo vincula el empleo temporal y a tiempo parcial con los “trabajadores pobres”, sino que también subraya que las prestaciones sociales, exceptuadas las pensiones, son menos eficaces que en el resto de la UE y su impacto, además, se reduce cada año: rentas mínimas autonómicas y de inserción, ayudas familiares… “Muchas personas que las necesitan no las reciben”, apunta el Consejo. Su cobertura es baja y desigual.

Bruselas recuerda que en agosto de 2016, cuando estrechó la vigilancia sobre la economía española para que cumpliera el objetivo de déficit, pidió al Gobierno que tomara medidas para fortalecer sus leyes fiscales y de contratación pública. Sin embargo, casi dos años después, la Comisión lamenta que el proyecto de Presupuestos “no mencione la revisión de la regla de gasto de la Ley de Estabilidad”, ni incluya medidas para aumentar “los mecanismos automáticos” de esa norma “para evitar y corregir desviaciones de los objetivos fiscales”. Además,la Ley de Contratos del Sector Público, que entró en vigor el pasado mes de marzo, sólo tendrá éxito si se toman decisiones “ambiciosas” para desarrollarla, asegura el documento.

Las pensiones en los presupuestos generales del Estado 2018

Posted on Updated on

UNO DE LOS ENEMIGOS DE LOS PENSIONISTAS

los Presupuestos Generales del Estado:

Resultado de imagen de presupuestos generales del estado 2018

Los Presupuestos Generales del Estado aprobado en Consejo de Ministros hace, aparentemente, de los pensionistas uno de los colectivos protagonistas, con una serie de medidas de las que podrían beneficiarse más de seis millones de ciudadanos. Esto es totalmente falso.

Además del incremento de las pensiones propuesto, de entre el 1% y el 3% dependiendo del tipo de pensión, el Gobierno propone una rebaja del IRPF para las rentas más bajas de la que se beneficiaría más de un millón de contribuyentes. Analizamos las principales medidas contempladas en los PGE,

Pensiones mínimas

Estas pensiones experimentarían una subida del 3% y beneficiarían a más de 2,4 millones de pensionistas, según cálculos del Gobierno. Esta medida es totalmente insuficiente. Subir un 3% a una pensión de 300 euros significa pasar a cobrar 309 euros. Siguen estando por debajo del límite de la pobreza que son 1.080 euros.

Pensiones no contributivas

Las pensiones del nivel no contributivo también se verían incrementadas un 3%, y alcanzarían a aproximadamente 450.000 pensionistas. Subir un 3% a las pensiones mas bajas es un insulto al pensionista.

Pensiones de viudedad

La cuantía de la pensión de viudedad pasaría del actual 52% de la base reguladora correspondiente al 54% de dicha base. Se verían beneficiados aproximadamente medio millón de pensionistas. La intención del Gobierno es pasar, en un plazo de 2 años, de ese 54% al 60%. La pensión de viudedad deberia estar en un 80%.

Otras pensiones

Las pensiones inferiores a 700 euros mensuales, percibidas por aproximadamente 1,5 millones de pensionistas, se verían incrementadas un 1,5%, mientras que las pensiones en el intervalo entre los 701 euros y los 850 euros se incrementarían un 1%. En ese intervalo se encuentran aproximadamente 880.000 pensionistas. Esto implica pérdida de poder adquisitivo. El IPC ha sido 1,6%

Reducción en el IRPF

En cuanto a las novedades en el IRPF, por un lado, se eleva el mínimo exento de tributación, desde los actuales 12.000 euros brutos anuales a los 14.000 euros brutos anuales propuestos. Además, a aquellos que se encuentren en niveles de rentas entre los 14.000 y los 18.000 euros brutos anuales, se propone un incremento de la reducción por rendimientos netos del trabajo. Esta medida beneficiará a unos 3,5 millones de contribuyentes, de los que alrededor de un millón son pensionistas.